Una mujer jalisciense va por la Presidencia de la República

Aarón Estrada

De tez morena, madres de tres hijos, mujer de campo, de nombre María de Jesús Patricio Martínez, mejor conocida como Marichuy, indígena nahua originaria de Tuxpan, Jalisco, del pueblo más oriundo de  Jalisco, fue designada como aspirante a registrarse como candidata independiente a la Presidencia de la República para las elecciones de 2018 por parte de los pueblos y tribus del Congreso Nacional Indígena (CNI) y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).
Los más de 482 delegados representantes de más de 250 pueblos indígenas de México, decidieron por asamblea en el Consejo Indígena de Gobierno, nombrar a Marichuy como la candidata idónea para ser la vocera de su agrupación y registrarla como candidata independiente en las elecciones de 2018, para que su nombre aparezca en la boleta de todas las casillas a nivel nacional que se pondrán en la elección constitucional del siguiente año.
La decisión y noticia de su candidata se dio a conocer al interior de la Universidad de la Tierra en San Cristóbal de las Casas, tras concluir las mesas de trabajo de conformación del Consejo Indígena de Gobierno, donde estuviera presente el sub comandante del EZLN con representantes de los principales pueblos indígenas de México.1
En un comunicado, el EZLN y el CNI llamaron a ‘‘organizarnos en todos los rincones del País para reunir los elementos necesarios para que el Consejo Indígena de Gobierno y nuestra vocera sea registrada como candidata independiente a la presidencia de este País, y así echarles a perder su fiesta basada en nuestra muerte y hacer la propia basada en la dignidad, la organización y la construcción de un nuevo País y un nuevo mundo’’.
Manifestaron que ‘‘ninguna delimitación de nuestros pueblos, ninguna determinación ni ejercicio de autonomía, ninguna esperanza hecha realidad ha respondido a los tiempos y formas electoreras que los poderosos llaman democracia, por lo que sólo pretendemos arrebatarles el destino que nos han quitado y desgraciado; pretendemos desmontar ese poder podrido que está matando a nuestros pueblos y a la madre tierra’’.
Reiteraron que no buscan ‘‘administrar el poder podrido sino desmontarlo desde las grietas que sabemos somos capaces. Confiamos en la dignidad y honestidad de los que luchan: maestros, estudiantes campesinos, obreros, jornaleros, y queremos que se profundice la grieta que cada uno de ellos ha ido labrando, desmontando en lo chiquito y grande el poder de arriba’’.
Sostuvieron que ‘‘las organizaciones criminales que actúan en descarada complicidad con todos los órganos del Gobierno, partidos políticos e instituciones, configura el poder de arriba y son causa de repugnancia para millones de mexicanos en el campo y la ciudad’’.
Añadieron que ‘‘nos siguen diciendo que votemos, que creamos en el poder de arriba que siguen dibujando e imponiendo nuestro destino’’, pero ‘‘en ese rumbo sólo vemos yerba que crece y en el horizonte está la muerte y destrucción de nuestras tierras, familias y vidas’’.vocera-cni-concejo-4
Marichuy fundó y actualmente dirige la Calli Tecolhocuateca Tochan, la Casa de los Antepasados, ubicada en el centro de Tuxpan, Jalisco, que, aliada con la Universidad de Guadalajara (UdeG), mantiene viva la medicina tradicional y la lengua nahuatl en el sur del Estado. Está adscrita a la Unidad de Atención a Comunidades Indígenas (UACI) de la UdeG desde 1997, es un referente en Tuxpan, entre los nahuas y la población mestiza.
Hasta hace unos días, ofrecía terapias alternativas con medicina tradicional indígena, homeopatía, herbolaria e iridología. Sus compañeros en la UACI recuerdan que a la par de la herbolaria y sus exitosas terapias, Marichuy inició jornadas para preservar la lengua originaria.
El objetivo del CNI y el EZLN quien acompaña en su postulación a su vocera, será que ella aparezca en la boleta como candidata a la presidencia de la República, irrumpir en el proceso electoral de 2018 de esa manera, pero no hacer campaña política, no llamar al voto de ella, ni mucho menos ejercer dinero publicó o privada en actos de campaña. Simplemente lograr su registro, pero sin que tenga interés de subirse al escenario mediático electoral, como el resto de los partidos y candidatos que habrá en esa elección constitucional.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: