AUTOANUDADA

blanca 001

Blanca Bravo

¿Qué tal le va mi enredado tlajomulca? ¿Ya está usted felizmente inmerso (hasta el cuello) en las “desmechadas de vecindad” políticas que los medios de comunicación nos ofrecen? ¿Estos dimes y diretes, estas acusaciones y acusaciones de ser acusado, le están sirviendo para tener una clara imagen de lo que sucede en el centro del País y que es premonición de lo que próximamente pasaremos?
El asunto no es menor; tres meses de nuestra vida son tomados como rehenes y sometidos a una tortura audiovisual-psicológica. Nos convierten en el basurero donde sacudir toda clase de promesas incumplibles y uno que otro pecadillo (del de enfrente claro).
Otra cosa sería, según tantos etnógrafos, si fuésemos wixarikas, huicholes; según la tradición (que como todas se enflaca día con día) antes de emprender el viaje a Wirikuta, la tierra sagrada, el andante ha de ser purificado por la confesión de los pecados propios -como debe ser-. Estas faltas se recitan enfrente de un chamán o del grupo entero de peregrinos. Por cada pecado admitido se va haciendo un nudo en la cuerda de cada confesante. Las faltas son en su mayoría de carácter divertidamente lujurioso. Que si dormí con fulanita, que si a la pasada me le insinué a sutanito o si le di un repegón a perenganito.
El ritual de limpieza espiritual cierra con la quema de las cuerdas, unas de poco nudo y otras cual sarta de tejocotes. Se imagina usted mi queridísimo y pecaminoso amigo, qué cosa más bonita ver a los candidatos en torno al fuego sagrado de los medios de comunicación y teniendo enfrente al chamánico micrófono; recitando los pecados personales. Metros, metros, metros y más metros de cuerda para cada uno. ¡Ya lo veo! Los nuditos tricolores, los pitufinudos, los amarres amarillitos y los que cada elección cambian de nombre, los unisex y unipartido nudos naranjas.

blanca

Nada de que otro diga si el copetín (de copete, no de copa…o ¿también?) es tapadera de todos los tricolores atascados en fraudes hasta el cuello;  si la otra fulana ‘ta re mensa y bajando en las encuestas; si el de la presunción se ha convertido en vengador encarnación de Netzahualcoyotl. ¡Qué chulo de bonito que cada uno se declarara frente a los demás: pa’ que sí sirve y pa’ que ni buscarle! Digo, nomás para saber a qué atenernos; si vale la pena el pedazo de papel y la crayola del voto que le daremos o negaremos.
Por algo los huicholes siguen teniendo a sus propias autoridades. A nosotros no nos queda más que hacerla de adivino, de “saurina”, diría mi tía María Elección de Jesús Ensangrentado, y tratar de ver entre líneas, entre fotos, entre eslogans, entre colores, entre sonrisas falsas; no dormir varias noches en profunda meditación y al final tomar una decisión que seguramente no es la óptima, sino la que se puede con lo que hay… ¿O usted qué opina?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: