Incendios inciden en cambio climático

Se espera una temporada calurosa para el Área Metropolitana, consideran expertos

Víctor Hugo Ornelas

Urgen al Gobierno del Estado para que instale estaciones de monitoreo en zonas aledañas a la primavera, tras los múltiples incendios forestales registrados en los últimos días en el Área Metropolitana, pues estos traerán consigo consecuencias climáticas que los habitantes podrán empezar a notar en corto y mediano plazo, la más considerable, el incremento en las temperaturas y de continuar los siniestros, dificultades para la generación de precipitaciones que son necesarias para la ciudad.

MAPA-3 2

En rueda de prensa ofrecida por la Universidad de Guadalajara, la Dra. Valentina Davydova del departamento de Ciencias Ambientales y el Meteorólogo Gustavo Salgado, explicaron los problemas ambientales que vendrán como una consecuencia de los incendios forestales de la temporada de secas, y que comienzan a ser evidentes apenas a unas horas de que se pudieran controlar los siniestros más severos, “la temperatura máxima el martes fue de 34.5 grados Celsius y este miércoles ha sido de 16 grados como mínima, lo que apunta a un incremento durante mayo y junio”, señaló el meteorólogo.
Todo esto se genera debido a que los incendios son una fuente importante de contaminación que a su vez alimenta el cambio climático, y por ende, explicó Gustavo Salgado, debemos prepararnos para un incremento gradual de la temperatura durante los meses de mayo y junio, mientras que las primeras lluvias podrían tener presencia esporádica desde la segunda quincena de mayo, y ya de manera regular a partir de la segunda semana de junio.
La temporada ciclónica también se prevé que pueda comenzar a partir del 15 de mayo y concluya a mediados de noviembre, y depende la cercanía que tengan con la costa, podría llegar a ser benéfico para el área metropolitana, siempre y cuando no impacte en las propias costas, pues ello representaría daños de diversa índole.
En cuanto a temas de salud, el cambio climático genera condiciones adecuadas para que enfermedades vectores como el dengue, que anteriormente se podían apreciar únicamente en la costa, tengan un fenómeno de proliferación del mosco transmisor en las zonas urbanas durante todo el año a pesar de los más de 1,500 metros de altura sobre el nivel del mar en que se ubica Guadalajara, esto debido a que las temperaturas son más elevadas a lo largo del año.

 “La primavera es un tesoro para la formación de nubes” y no se debe permitir que disminuya su capa verde bajo ninguna circunstancia pues eso es vital para la absorción de contaminantes, y los gases de efecto invernadero que a su vez son un factor que contribuye al cambio climático.

BOSQUE DE LA PRIMAVERA
Por todo lo anteriormente señalado, entre otras cosas, la especialista hizo un llamado a la autoridad a que contemple la instalación de dos estaciones de monitoreo, una en el CUCBA, aledaña al bosque, y otra más al Oeste de Zapopan,  pues actualmente no es posible determinar qué tan alta fue la contaminación provocada por el incendio de hace unos días además de que se requiere un programa de mantenimiento y actualización de contaminantes de las estaciones que miden la calidad del aire.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: