Columna de opinión: Modernización vs corrupción

columna aaron

Columna de opinión por Aarón Estrada

Esta semana el Gobierno de Tlajomulco lanzó una de sus más innovadoras plataformas, se trata del sistema de geo base referencial de todo el territorio municipal, es una gran matriz de información con fotografía de cada predio, terreno, superficie y rincón del Municipio, actualizada con más de 100 capas de información respecto de cada espacio. Es en general una gran base de datos, geográficamente referenciada que ayuda a la toma de decisiones, pero principalmente transparenta los procesos, licencias y permisos de cada sitio.

Esta es la punta de la innovación del Gobierno de Tlajomulco, una tarea que duró más de siete años en desarrollarse, con una inversión superior a los 50 millones de pesos, barato, en comparación con lo que han costado otros proyectos fallidos de modernización, como fue el caso de Zapopan, en el periodo 2012 – 2015, donde se invirtieron 230 millones de pesos, pero nunca sirvió esa plataforma.

La apuesta general de este sistema de modernización y control territorio, tiene dos grandes enfoques, uno hacer más eficiente la administración y el segundo es combatir la corrupción, cerrarle el paso a las corruptelas.

El establecer nuevas tecnologías de la información en el ejercicio público no es novedoso, lo innovador es que se usa en Tlajomulco como forma para combatir la corrupción. Los primeros avances en esa materia fue dotar de tabletas digitales a los inspectores, para que sus actas no puedan ser alteradas y se transparente en una plataforma en cada acta que levantan, programa al que se invirtió capacitación del personal y equipo.

Pero todo esto no ha sido suficiente para erradicar la corrupción, lo coyotes en las ventanillas de trámites siguen operando, muchos de ellos con el aval de algunos ediles y en otros casos, estos “gestores” son los primero en desacreditar las nuevas medidas de tecnología aplicada por el Gobierno, pues de lo contrario se les acaba su ingreso.

La denuncia por usuarios y vecinos en los tianguis por supuestas irregularidades de venta de espacios públicos, actividad que de acuerdo al reglamento están prohibidas, ahora vuelven a surgir con estos posibles actos de corrupción en dichos espacios. Nuevamente es en el tianguis de Chulavista, el que se pone sobre avenida Rio de Janeiro y dos más en Santa Fe, donde comerciantes han denunciado que los inspectores les pedían de 100 a 10 mil pesos por un lugar, para poder vender.

Lo sospechoso es que mientras las autoridades niegan que existen esos actos de cobros irregulares, en los hechos los tianguis crecen y crecen en cada jornada, aparecen nuevos espacios, pero estos no se ven reflejados en el cobro de más impuestos en las arcas municipales.

Un tema de nunca acabar, donde empieza entre un ciudadano corrupto y termina con un funcionario corrupto, parece ser estas irregularidades, cuyo eslabón más débil, parte del trabajo en la calle del servidor público y no en todo los casos suele terminar en castigo, cese y cárcel para el servidor público involucrado.

En esta batalla modernización contra corrupción, el duelo esta parejo, pero pareciera que cuando uno asesta dos golpes, el otro ya se levantó y dio tres trancazos cuando pensaban que estaba muerto.

P.S. En otro golpe a la democracia, libertad de expresión de este País, en la ciudad de Chihuahua fue asesinada ayer una periodista, corresponsal del diario La Jornada. Se trata de Miroslava Breach a quien un sujeto armado le arrebató la vida al dispararle a quemarropa cuando salía de su vivienda y se dirigía a llevar a sus hijos a la escuela. Su muerte se suma a los 16 periodistas más que han sido asesinados en lo que va del sexenio de Enrique Peña Nieto.

 

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: