Conflicto en el malecón de Cajititlán por locales comerciales

75765972

Ejidatarios no renovaron la concesión a los comerciantes y los desalojaron, argumentando que se basan en la Ley Agraria

Por Aarón Estrada

Comerciantes de los locales del malecón de Cajititlán y ejidatarios de esa comunidad protagonizaron un conflicto por la permanencia de esos comercios cuyos locales son propiedad ejidal.

El conflicto se desarrolló del lunes 13 al miércoles 15 de febrero pasado, donde los ejidatarios por su propia decisión, rompieron candados de algunos locales que permanecían cerrados y sacaron los muebles, comida, junto con todos los demás productos y bienes que se encontraban al interior de esos locales, desalojos sin el consenso de una autoridad civil o judicial, que ocasionó un conflicto entre ambas partes, donde se estuvo a punto de llegar a agresiones físicas.

Todo se debió a que los ejidatarios propietarios de esos locales del malecón de Cajititlán, ya no decidieron renovarles el contrato a los comerciantes para vender en esos lugares, situación que los arrendatarios no aceptaron y decidieron continuar con los locales, dado esa situación los ejidatarios decidieron por su propia cuenta desalojarlos.

Los ejidatarios bajo la orden de su presidente ejidal Francisco Villanueva, junto con otro miembro de la mesa directiva Refugio Rodríguez, fueron quienes encabezaron la acción de desalojo de los locales, que de acuerdo contratos con el ejido, ya se venció el plazo de arrendamiento con los comerciantes, sin embargo, la acción de romper candados y desalojar lo que está dentro de estos sitios fue irregular, tal como se los dio a conocer un comandante de la Comisaría de Seguridad Pública de Tlajomulco que estuvo presente en el momento de ese suceso, el miércoles 15 de febrero.

“No pueden llegar a romper un candado, tiene que hablar con un juez municipal, estatal y federal para que puedan romper un candado, no se puede hacer, eso es un delito; deben de entender que no se pueden tomar las cosas así, nosotros estamos del lado de la legalidad”, indicó el comandante policiaco.

Los 200 ejidatarios aseguraron que tomaron esas medidas, mediante un acuerdo de asamblea ejidal, basado en un reglamento interno donde se les aviso desde hace dos meses a los comerciantes de que los iban a desalojar, además por parte del ejido se les indicó a los arrendatarios iba a pagar lo que invirtieron en cada local.

Los propietarios de los locales, aseguraron que reventaron los candados, basado en lo que establece la Ley Agraria Federal, a tratarse de un asunto ejidal, con el consenso de todos los ejidatarios.

Sin embargo, algunos comerciantes decidieron interponer denuncias ante la Fiscalía General del Estado por el presunto agravio de despojo y saqueo de sus productos, muebles y artefactos que se encontraban dentro de los locales.

No obstante, los ejidatarios decidieron otorgarles los locales a otros comerciantes, que vendrían utilizar estos espacios en el malecón de la laguna de Cajititlán, principal sitio turístico del Municipio.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: