Ayuntamiento destruye 13 máquinas tragamonedas

31846172744_963aa8cc56_o.jpg

Los aparatos fueron decomisados en recientes operativos realizados por la Dirección de Inspección y Reglamentos

 Por Aarón Estrada

 En el corralón municipal, autoridades del Gobierno de Tlajomulco destruyeron 13 máquinas tragamonedas que fueron decomisadas en fechas recientes por operativos realizados a través de la Dirección de Inspección y Reglamentos Municipales, aparatos que contenían en su interior alrededor de cinco mil pesos, cantidad que fue entregado como donativos al DIF Tlajomulco y al Centro de Estimulación para Personas con Discapacidad Intelectual (CENDI).

 El acto de destrucción de estos aparatos fue encabezado por Erik Daniel Tapia Ibarra, Secretario General del Ayuntamiento de Tlajomulco, quien informó que de 2010 a la fecha, el Gobierno Municipal ha logrado sacar de los comercios e incautado más de 250 máquinas tragamonedas, como parte de su operativo permanente que tiene el municipio contra estos artefactos, los cuales violan el Reglamento de Giros Comerciales, Industriales y de Prestación de Servicios de Tlajomulco, dado que esta prohíbe su operación.

 Tapia Ibarra aseguró que los operativos contra estas máquinas de azar, es parte de la política marcada por el presidente municipal, Alberto Uribe Camacho de erradicar de manera enérgica este tipo de máquinas que hacen los niños y jóvenes caer en las garras del juego, pensando que los juegos de apuesta son el camino fácil para obtener dinero.

 La 13 máquinas destruidas el viernes 04 de febrero pasado fueron decomisadas en tres distintos operativos.

 Tapia Ibarra consideró que estos aparatos afectan directamente la economía de las familias, dado que los niños generalmente son quienes juegan, dado que se trata de apostar con dinero y perderlo, instrumento el cual aseguró no abona en nada a las políticas públicas de “integración familiar, limpieza de espacios públicos, de trata de sacar a la niñez de todos los elementos negativos, que hoy en día la sociedad, este tipo de operativos nos llevan a reforzar de manera contundente lo que estamos haciendo en la calle”.

 Los restos de estos aparatos destruidos fueron llevado a la planta de traslado de CAABSA Eagle en Tlajomulco, para posteriormente trasladarlos al vertedero Los Laureles, en Zapopan.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: