Ayuntamiento destinó 57 millones de pesos en aguinaldos

31312256000_f541ddcba0_o.jpg

En Cabildo regidor del PRD solicita que ediles no reciban esa prestación laboral

 Por Aarón Estrada

Este 2017, de las arcas municipales se erogaron 57 millones de pesos en el pago de aguinaldos, lo equivalente a dos años de presupuesto del Instituto de Cultura, Recreación y Deporte de Tlajomulco, para una nómina que supera los tres mil 500 empleados de base, funcionarios públicos y supernumerarios.

El aguinaldo, es una gratificación económica que se da a un trabajo a alguien que presta un servicio, que equivale de acuerdo a su antigüedad y es un derecho laboral establecido, al cual no se puede renunciar, así lo establece el artículo 87 de la Ley Federal del Trabajo y el artículo 123 de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado.

Los funcionarios públicos de primer nivel, así como los regidores del ayuntamiento son quienes perciben un mayor aguinaldo, equivalente a un mes de salario.

La recepción del aguinaldo a los ediles, fue objeto de debate en la última sesión del Pleno del Ayuntamiento, el regidor del PRD, Gerardo Quirino Velázquez Chávez, propuso ante los ediles que para el próximo año, todos los integrantes del cabildo de Tlajomulco renuncien a esa prestación laboral, argumentando que al ser funcionarios públicos electos y no ser empleados del Ayuntamiento, bajo el precepto de un plan de austeridad, no se cobre esa prestación económica o se done a familias que más lo necesitan.

“Nosotros repartimos en cenas navideñas y apoyos a familias necesitadas del Municipio, el aguinaldo que recibimos como regidor, los invitó a que hagan los mismo, en beneficio de quien menos tiene”, indicó el regidor perredista al resto de sus compañeros.

Ante la propuesta, Salvador Gómez de Dios, regidor del PAN en el Ayuntamiento, resaltó que en su caso se otorgan apoyos durante todo el año a población vulnerable y no se requiere anunciarlo, para apoyar de buena fe, así como tampoco renunciar a un derecho laboral.

Al respecto, la regidora panista, Rosa María Bonilla López, defendió el derecho a cobrar esa prestación laboral, argumentando que hay regidores que tienen capital y otros ingresos para sortear sus gastos personales, pero otros, como ella, dependen económicamente de esos ingresos.

El primer edil de Tlajomulco, Alberto Uribe Camacho, puso punto final al debate, al señalar que es una prestación económica que todos tienen derecho de hacer lo que deseen con ella, a la par, que es consciente que lo ediles destinan ese recurso para realizar posadas en sus comunidades y ayudar a las personas más beneficiadas.

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: