Reciclaje transformado en arte

thumbnail_DSC_0868.jpg

Talento, creatividad y buen gusto dieron vida a la galería denominada Ño

Por Noemí Figueroa

Una vez más los jóvenes en la zona valle dieron muestra de lo valioso que puede resultar el reciclaje de ciertos artículos que cotidianamente encontramos en las calles y rincones del hogar, los cuales decidieron colectar para transformarlos en arte y abrir una galería.

Fue en la sala de exposiciones denominada  Xolo Estudio, ubicada en avenida Michoacán no. 1251, etapa 13 del fraccionamiento Hacienda Santa Fe, el lugar en el que la noche del pasado sábado 19 de noviembre en punto de las 19:30 horas fue inaugurada la galería de mano de autoridades municipales que se dieron cita en el lugar.

Más de una decena de jóvenes artistas participaron en esta segunda galería titulada Ño, en la que los artículos reciclados fueron los protagonistas de esta exhibición que dio una vista totalmente diferente de aquellos objetos que son considerados basura.

Platos, un trozo de cobija, mesas, madera antigua, plafones y hasta maniquíes, fueron transformados en obras artísticas que expusieron los jóvenes en este proyecto que independiente con el que pretenden impulsar su talento y dar a conocer su trabajo.

Provenientes de la zona valle, delegaciones y fraccionamientos asentados sobre carretera a Chapala como Los Silos, estos jóvenes talentosos decidieron juntar su talento para dar paso a estas exhibiciones que continuaran llevándose a cabo y promover en otros puntos del municipio.

El artista Andrés Bala, proveniente del fraccionamiento Los Silos, se hizo presente en esta galería con una serie de trabajos reciclados, obras que decidió plasmar en antiguos trozos de madera con un estilo totalmente propio, la más representativa fue titulada “Debarrio”, cuya obra refleja la imagen de un perro de raza Pitbull acreedor a dicho nombre, quien vagaba por las calles del fraccionamiento Los Silos y se convirtió en inspiración para éste artista.

Por otra parte, un colorido pavo real que fue plasmado en un plafón, dejaba notar el talento que la noche del pasado sábado se había dado cita en la zona valle, donde la imaginación no tuvo límites, pues entre las obras de los artistas también fue expuesto un trozo de lo que alguna vez fue una cobija que fue convertida en una verdadera obra de arte.

Todas las piezas fueron ofertadas al público, la mayoría puestas en venta a muy bajos costos, por lo que varias de las obras fueron vendidas casi de manera inmediata, concluyendo así la segunda galería colectiva en Xolo Estudio, que próximamente abrirá sus puertas para expositores de la tercera edad.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: