En 3 años el SIAT no ha sido la solución para mejorar el abasto de agua en Tlajomulco

Agua-de-pozos-de-Tlajomulco.jpg

El organismo operador carece de autonomía financiera, administrativa y operativa del Ayuntamiento

Por Aarón Estrada

El Sistema de Agua de Tlajomulco (SIAT) no ha sido la solución para resolver los problemas de abasto, manejo y saneamientos de las aguas del Municipio ladrillero, a tres años de su creación, su ha cumplido menos del 20% de sus metas que se fijó en enero 2013, fecha en que inició operaciones este organismo público descentralizado del Ayuntamiento.

El SIAT sigue sin alcanzar una autonomía financiera, administrativa y operativa del Ayuntamiento de Tlajomulco, es decir, sólo es organismo público descentralizado municipal en el acta de cabildo que se fichó el 10 de diciembre de 2012, cuando fue creada, pero en la realidad, funciona como su antecesor Dirección de Agua Potable y Alcantarillado.

De acuerdo a las metas estipuladas en su creación en enero de 2013, para junio de 2016, se debió de haber concretado la instalación de medidores de agua en la mayoría de tomas domiciliarias en las colonias, fraccionamientos, agencias, delegaciones y la Cabecera Municipal de Tlajomulco, para que en 2017 se inicie con el proceso de pago de derechos de agua bajo medición de metros cúbicos usados por vivienda.

Es decir, para este año deberían de contar con esos medidores más de 136 mil cuentas de agua, las cuales se tienen registradas en el Municipio, sin embargo, en los hechos dicha instalación no se ha concretado por parte del SIAT.

Sólo se cuentan con medidores de tomas domiciliarias, en cerca de 23 mil viviendas, las cuales corresponden a casas dentro de nuevos desarrollos habitacionales que se han edificado de 2012 a la fecha. A pesar de contar con medidores, estos no se les cobra el agua que usan de acuerdo a lo que marca el medidor en metros cúbicos, sino que se sigue pagando el impuesto con una tasa promedio de ocho metros cúbicos por vivienda, lo que da un pago anual promedio de mil 100 pesos.

Al igual que en la antigua Dirección General de Agua Potable y Alcantarillado, es la Tesorería del Ayuntamiento de Tlajomulco la que recibe el pago del impuesto de derechos agua por cuenta registrada en el Catastro Municipal, es decir, el recurso de aguas que opera el SIAT, lo cobra el Municipio, por lo que carece de autonomía financiera dicho organismo.

Eso trae consigo de que la nómina del SIAT, inmuebles, padrón vehicular y unidades adscritas a este organismo operador de agua, siga estando en poder del Ayuntamiento de Tlajomulco, por lo que como ente autónomo descentralizado, no maneja, ni opera nada con un razón social fiscal independiente del Municipio ladrillero.

Cuando ya se tenía previsto que fuera para este 2016, la fecha en que ya tuviera vida autónoma ajena al Ayuntamiento de Tlajomulco.

Otra de las metas incumplidas del SIAT, ha sido la operación y manejo propio de las plantas de tratamiento de aguas residuales de San Miguel Cuyutlán, San Juan Evangelista y Cajititlán. Por la razón de que dichas obras aún no concluyen desde hace  dos años, una vez que terminen las obras, estas serán operadas los primeros meses por la empresa privada que las construyó, para el proceso de estabilización y posteriormente serían entregadas al SIAT.

En tres años, los avances más significativos que ha tenido el SIAT ha sido la puesta en marcha de ocho plantas potabilizadoras de agua, en igual número de comunidades del Municipio donde se presentan indicadores de mala calidad del líquido de los pozos de abastecimiento.

También se avanzó en la adquisición de los derechos de explotación de aguas de más de 60 pozos localizados al interior de fraccionamientos, lo que jurídicamente les concede el permiso al SIAT de usos de estos permisos ante la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA).

El crecimiento de su personal operativo, ha sido del 30 por ciento de acuerdo a la nómina general del Ayuntamiento de Tlajomulco. A menor medida ha incrementado la adquisición de unidades móviles y vactor, para destapar colectores y redes de drenaje.

El alcalde de Tlajomulco, Alberto Uribe Camacho, en su calidad del presidente del Consejo Administrativo del SIAT, ha adelantado que se harán modificaciones generales y estructurales a dicho organismo para que tenga una verdadera autonomía, para ello, se requiere una inversión económica superior a los 100 millones de pesos, la cual iría junto con el plan hídrico que proyecta lanzar a principios de 2017, el cual requiere un endeudamiento público cercano a los mil millones de pesos.

1 pensamiento sobre “En 3 años el SIAT no ha sido la solución para mejorar el abasto de agua en Tlajomulco

  1. Lo realmente preocupante es el poder que se le está a la Tesoera municipal, la licenciada en informática administrativa, esta señora es la responsable de que muchos de los proyectos del ayuntamiento estén detenidos, del siat ni se diga, practicamente los tiene detenidos, cada propuesta que le hace el organismo operador es rechazada sin siquiera revisarse…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: