Crédulos

hugo color 2016

Columna de opinión por #VíctorHugoOrnelas

Cada que a un tipo ocioso se le ocurre inventar una historia, y escribir un breve texto sobre una teoría loca de conspiración para luego difundirla ya sea por mensajes telefónicos, correos electrónicos o cualquier otro medio, existen miles de personas dispuestas a creer en cada una de sus palabras, así sean ridículas, extremistas, exageradas o improbables.

En los Estados Unidos de América, hay un grupo de personas que encontraron “divertido” vestirse de payasos (diabólicos) y hacer bromas extremas para grabarlas, transmitirlas y ganar fanáticos, lo que generó a su vez, y aunque el tema no es la física, propició que se cumpliera la tercera ley de Newton: “a toda acción le corresponde una reacción de igual magnitud pero en sentido opuesto”, y un grupo de personas igual de dañados que los que se visten de animador de fiestas infantiles del terror, promueven una supuesta cacería de payasos.

Y cómo todo lo que hacen en gringolandia es comprado por un importante sector de la población mexicana, pues resulta que un grupo de idiotitas, cuya mamá no tomó ácido fólico durante el embarazo, tuvo la grandiosa idea de imitar la “cacería de payasos” y llevarla a cabo en un País donde por lo regular quienes se visten de payaso lo hacen para trabajar, muchos de ellos en cruceros, camiones o en la calle, y que ahora son propensos a sufrir alguna agresión porque hay personas que no tienen dos dedos de frente.

Pero eso no es todo, vivimos además en un País violento y ya mezclaron ese tema con los payasos, y ahora resulta que medio mundo está vuelto loco porque supuestamente existen personas vestidos de payasos que andan secuestrando y matando niños, y aseguran que es cierto porque les llegó un mensaje al teléfono que lo dice y que los medios tienen miedo de publicarlo, por eso no lo ven en periódicos y la televisión.

Esto es una reverenda tontería, pero es lo que nos tiene sumergidos en el pantano donde estamos como País, optamos por creer y no por cuestionar, por seguir y no por guiar, por aceptar y no por razonar, socialmente somos crédulos y eso nos hace vulnerables, y todo por no usar esa masa encefálica que rellena el cráneo.

Lo que debemos hacer siempre es pensar con claridad, primero a temas lógicos, no me digan que sí existe un problema de esa magnitud, las víctimas tendrían tiempo de hacer un escrito para alertar a las demás personas, es triste decirlo, pero de cuándo acá los mexicanos somos tan solidarios, más bien el concepto general es el de regocijarse de que las cosas le pasen a otros mientras uno esté a salvo.

Cuando se registra un sismo en algún País, no pasan más de dos días cuando ya están circulando versiones de supuestos “mensajes reales confirmados por la NASA” sobre un “mega terremoto” que acabará con la mitad de la vida en la tierra y va a suceder en las próximas horas, vaya idiotez, ahora resulta que estos mensajes predicen temblores y tsunamis, algo que ninguna maquina puede lograr, tampoco un ser humano, pero un mensaje de texto tiene toda credibilidad y ahí está la gente retransmitiéndole a sus familiares y creando pánico.

Cuando comencemos a pensar y analizar las cosas, podremos entonces darnos cuenta de todas las mentiras que nos dicen, por ejemplo cuando en campaña un candidato promete que va a generar empleos, pero no nos dice cómo, es sencillo, nos está mintiendo, cuando un mensaje dice que en el cine están colocando jeringas infectadas con SIDA para que uno se siente y se contagie, lo primero que muchos hacen es temblar y tener miedo de ir al cine, cuando la versión es una estupidez, o cuando llegan mensajes diciendo que ganamos una lotería en la que ni siquiera participamos, pero ya nos sentimos millonarios, o qué tal cuando nos llama un tipo que se identifica como gente de “Los Zetas” o “El Mencho” para decir que secuestraron a un familiar que ni siquiera tenemos, pero de todos modos se nos nubla la cabeza y ahí están chille y chille asustados.

Lo primero que hay que hacer cuando recibimos un mensaje de ese tipo es considerarlo falso, pareciera una postura radical pero así es en casi el 100 por ciento de las ocasiones, tenemos que recurrir también a las fuentes oficiales, a los medios serios, a que los datos los respalde alguna fuente y esté firmado con nombre y apellido por alguien con credibilidad, y por favor, no modifiquemos nuestro estilo de vida porque hay un bruto por ahí que sabe que hay gente más bruta que él y trata de engañarla.

Por eso se burlan de nosotros en otros países, por eso las elecciones por lo regular las gana el que sabe decir más mentiras, el que nos vende más historias inverosímiles, por eso, las mujeres maltratadas regresan con el marido y este les vuelve a pegar y por eso es que como País estamos como estamos, o qué, ¿apoco usted es de esos que ya se volvió rico con los telares de la flor de la abundancia?, abusados, porque si no lo somos hay quienes sí, y entonces esos, se aprovechan, aprovecharán y de ser posible, vivirán de los demás.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: