Piden hacer valer el reglamento de mercados

14172045_1438099272883388_696664469_n.jpg

No respetar los horarios para el retiro del comerciante de las calles, deriva en una serie de conflictos

Por Noemí Figueroa

El no hacer valer el reglamento municipal de Mercados y Centrales de Abasto del Municipio, ha generado la inconformidad de automovilistas y los mismos tianguistas, que reclaman el no respetar los horarios para su posicionamiento en las calles.

Son comerciantes de la avenida Río de Janeiro en el fraccionamiento Chulavista, que cada viernes hacen uso de la mencionada vialidad para instalarse y ofrecer una gama de productos diferentes, pero que al momento de levantarse de la zona, no respetan los horarios para retirarse del lugar.

Lo anterior trae como consecuencia que el paso de la vialidad sea reabierto para los automovilistas al menos casi dos horas más tarde de lo común, pese a que el reglamento de comerciantes marca como horario máximo las 16:00 horas para haberse retirado del lugar, las denuncias de interpuestas a este medio, señalan que ha sido hasta las 17:30 horas, cuando algunos comerciantes ceden a retirarse del lugar: “es un batallar para que algunos tianguistas se muevan, sólo causan retrasos y no hay nadie del gobierno que venga a decirles algo, son buenos para venir a repartir lugares, pero no para cerciorarse de que se vayan a la hora que deben”, expusieron.

14182583_1438097652883550_157473114_n.jpg

Lo anterior deriva en una serie de conflictos que no únicamente son denunciados por los ciudadanos, sino también por los automovilistas que al momento de intentar ingresar a la calle de Rio de Janeiro, se topan con la basura que los comerciantes abandonan en dicha vialidad “un clavo de una caja de jitomates sí me poncha una llanta y ¿a quién le reclamo?, desde temprano usan la calle, lo mínimo que pueden hacer es irse y dejar su espacio limpio”, señaló Juan Carlos, vecino de la zona.

Aunque como en muchos de los tianguis que existen el Municipio, una vez retirados los comerciantes, existen un grupo de personas que se encargan de realizar el aseo de la vía pública, estos mismos también se han visto retrasados para concluir a temprana hora con sus labores, lo que a su vez, ha traído como consecuencia que la basura que es colectada en bolsas gigantes de plástico, deba esperar hasta el siguiente día, para ser retirada del lugar, con la posibilidad de estos mismos desechos terminen regados de nueva cuenta sobre la avenida, ante la presencia de caninos callejeros o de una posible tormenta.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: