PRImero septiembre, después 2019

hugo color 2016

Por Víctor Hugo Ornelos

Un partido acostumbrado a estar en la cúspide del poder como lo es el PRI, hoy se encuentra en lo más hondo en Tlajomulco, los optimistas dicen que son tercera fuerza política, pero los más realistas saben que están por debajo de Movimiento Ciudadano, de Quirino Velázquez, (no del PRD, de Quirino Velázquez) y pelean no ser los coleros con el PAN.

El último candidato que tuvo el tricolor no se encuentra contento con las decisiones que se toman al interior del partido, incluso hay un riesgo real para el Príismo, de que Luis Gómez llegue a seguir los pasos de Adrián Salinas, también ex candidato a la presidencia municipal, y renunciar al partido que lo abanderó en la contienda electoral.

Aunque esa es tan solo una de tantas dolencias que tiene el tricolor en el Municipio, una tierra que no se le da para nada, en la que se han acostumbrado a la derrota y donde se mantiene alejado de cualquier posibilidad desde hace 15 años y que es seguro no logrará ser protagonista mientas la militancia se comporte como lo ha hecho hasta hoy.

Los resultados mediocres son parte de una actitud mediocre, el partido tiene en sus filas a gente que está dispuesta a apuñalar por la espalda a quién sea con tal de sobresalir, y no terminan de entender que eso es lo que ha fracturado al partido y a su vez ha abierto la puerta a muchos que hoy levantan banderas de otros colores.

La situación es tal, que para el PRI estatal hay dos estrategias a desarrollar en el Estado, una para Tlajomulco y otra para los 124 municipios restantes, pues saben que las cosas en el Municipio ladrillero no son fáciles, incluso a la dirigencia estatal le resulta todo un conflicto tomarse una foto con algún militante tlajomulca, ya que los reclamos no se hacen esperar desde diversos sectores que quisieran que la relación fuera únicamente con ellos, y con nadie más.

En el mes de septiembre se renovará la presidencia del comité municipal, y con aspiraciones a la misma se encuentran Armando Villegas, Ricardo Plasencia, Luis Gómez, el mismo Ivan Ortíz, Paco Fierro, Alina González, y otros que seguramente levantan tímidamente la mano pero que a la hora de la hora estarán bien apuntados junto con su grupo de gente para pedir una oportunidad y sacar al PRI del hoyo en el que se encuentra sumergido, porque muchos de los que aspiran, aseguran tener la fórmula para lograrlo, misma que no han compartido, vaya a saber Plutarco Elías Calles por qué.

El proceso de renovación del comité municipal marcará la pauta de lo que podrá lograr el partido tricolor en Tlajomulco en 2018, más aún porque de acuerdo a lo que se dice en los pasillos del PRI estatal, hay posibilidades de que el dirigente no llegue por dedazo, sino por elección abierta, y por lo pronto, mañana nombran al delegado que se encargará de “tantearle el agua a los camotes”, revisar cómo se encuentra la militancia de cara al mencionado proceso.

Si los priistas compiten de manera adecuada, presentan propuestas y se respeta a quien resulte electo, probablemente comience a tomar otro rumbo, pero lo harán, ¿realmente se apoyarán? cuando abiertamente nadie se anima a decir que tiene aspiración a dirigir el comité por temor a que se le echen encima los demás.

¿Podrán darse el espaldarazo entre ellos cuando cada uno por su cuenta se acerca a la dirigencia estatal para autonombrarse la mejor opción y destruir verbalmente a otros que a su consideración podrían representar un obstáculo en sus aspiraciones?

Septiembre será un mes de suma importancia para el PRI y los demás partidos, para el tricolor los será porque podrá definir la línea que va a seguir en 2018, mientras que para los partidos restantes, el tema es bastante atractivo, pues de actuar como hasta hoy lo han hecho los Priistas, este proceso representa una especie de oportunidad para ver debilidades, regocijarse con el canibalismo prehistórico y quien sabe, en una de esas hasta para reclutar a despechados tricolores que de alguna manera tienen un grupo de gente nada despreciable a la hora de las urnas.

El PRI no la tiene fácil en Tlajomulco en este proceso que se avecina, y en las próximas elecciones, va a competir contra su peor y más peligroso enemigo, los Príistas.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: