Un espectáculo hecho con familia para la familia

DSC_0674.JPG

El hipnotizador Yovani Chazam, tiene ya 17 años ofreciendo su espectáculo en tierras tlajomulquenses

Por Alejandra Paredes

Un pensamiento popular muy común, es el que ronda cerca de las carpas artísticas o de circo, al suponer que sus protagonistas tienen una vida triste, al no tener un hogar establecido y tener que estar constantemente en gira.

Gerardo Aristeo Yovani López, es el ser humano que se encuentra detrás del personaje ya conocido por la sociedad tlajomulquense como “Yovani Chazam, El Caballero del hipnotismo”, con quien este medio tuvo una entrevista para conocer su estilo de vida.

El artista que es originario de Sinaloa, mencionó que ya tiene 17 años ofreciendo su show en Tlajomulco, tierra a la que llegó para acompañar a uno de sus tíos para el día de su boda, quedando enamorado del Municipio ladrillero.

“Tenemos 17 años trabajando aquí y año con año tenemos más amigos de los que hicimos desde hace años. Es un público que nos cobija y que además nos hace sentir muy bien, tratamos de hacer lo mejor para que se diviertan”, dijo.

Además mencionó que en “Tlajomulco definitivamente la gente es muy unida, aquí está creciendo exageradamente y sabemos que entre más crezca cualquier lugar, se vuelve más conflictivo, aquí tienen mucha gente de costumbres, muy respetables”.

Yovani Chazam, dijo que visita el Municipio una vez al año con su espectáculo, en el cual, aparecen de entre seis a ocho artistas por presentación, bajo su carpa que tiene capacidad hasta para 500 personas, quienes pueden conocer su show de hipnosis, además de un número de travestis, payasos, comedia e imitadores, formado por su familia.

Sobre la esencia del espectáculo que ofrece bajo su carpa, mencionó que “en el show apoyamos a los jóvenes a que se alejen de las drogas, que mejoren sus métodos de estudio, que tengan buenas acciones, no es sólo un espectáculo de risas y ya”.

Esto es posible, ya que “Chazam” aprendió a hipnotizar a la edad de 15 años, proceso en el que mediante la concentración, busca programar al subconsciente, en donde busca bloquear el estrés, las malas costumbres, así como los vicios.

Y para finalizar, el hipnotizador señaló, que las personas que viajan tras una carpa de circo, no padecen de soledad, ya que “para nosotros no es algo cierto, las personas por ejemplo de aquí de Tlajomulco, nos invitan a diferentes lugares, como fiestas, ir a jugar futbol; no somos solitarios, ni ermitaños, tratamos de vivir lo mejor posible”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: