Casas de Cuexcomatitlán se llenan de agua de la laguna

DSC_1387

Los habitantes que tienen su casa a la orilla del manto de agua, lidian con el agua que se mete a sus casas desde la construcción del malecón

Por Alejandra Paredes @alelaverdad

Durante la administración del ex alcalde, Ismael del Toro, fue cuando se inauguró el malecón de Cuexcomatitlán, el cual fue construido a lo largo de 240 metros lineales a la orilla de la ribera de la laguna de Cajititlán.

Solamente han pasado dos años desde que se entregó el proyecto, los mismos que han sido un problema para los habitantes que contiguo al malecón, tienen sus propiedades, en donde existen unos tubos conectan el manto de agua con sus hogares.

“Quedó con los tubos listos para futuros servicios, pero como no se hizo nada, sube el nivel del agua y se queda ahí, haciendo ahí su descarga en las casas y por eso el agua tiene olores que se perciben a lo lejos, porque el agua se queda estancada”, aseguró Rubén, habitante de la delegación.

Ante este problema, el habitante de Cuexcomatitlán, asegura que la administración en curso, les había asegurado que sus terrenos iban a ser rellenados, pero que hasta la fecha no ha tenido ninguna respuesta favorable a su petición que realizó al igual que sus vecinos desde hace dos años.

“Hasta el momento no nos han dicho nada certero, se han manejado varios proyectos, falta concientizar con los vecinos para que todos estén sintonizados, se pretendía hacer un andador atrás del malecón que colinde con nuestros terrenos y rellenar los terrenos para hacer comercios, porque el malecón no tiene ningún servicio”, aseveró el afectado.

Por su parte, Jonathan, quien también padece del mismo problema dentro de su propiedad, aseguró que “cada que llegan las aguas es cuando se empieza a poner así, cuando terminaron el malecón, nunca nos preguntaron, nosotros hemos querido rellenar, hemos echado escombro y con eso hemos gastado casi hasta siete mil pesos, pero se vuelve a meter el agua”.

DSC_1386

Además mencionó que otra parte por la cual se encuentran molestos, es que esta zona iba a ser impulsado como lo fue el malecón de Cajititlán, en donde “todo se ve más bonito con negocios y cómo les va de bien a los que tienen negocios; aquí llega el viernes, sábado y domingo y no hay nada, está totalmente solo”.

Además del mal olor, el cual se percibe desde metros antes de llegar al malecón, es uno de los problemas que se suman, al crecimiento del tule dentro de las propiedades de los habitantes de la delegación, por lo que les gustaría ponerle un alto.

“Tenemos que meternos al agua y cortar el tule; es un planterío, además del mosquerío, ya estamos cansados, ya son dos años continuos de este modo, ya no podemos continuar así”, mencionó.

Los habitantes, aseguran que pensaban que la artesanía y su gastronomía iban a ser un atractivo turístico, que iba levantar al pueblo, pero ante el inminente olor de la zona, al igual que la falta de atención por parte de los delegados que ha tenido durante este tiempo, es lo que ha provocado que este problema continúe.

“Por lo menos en cada casa o finca, tenemos de uno a dos tubos, hemos hablado con los delegados, pero no nos ayudan, sólo queda en palabras, ya van dos delegados que se comprometen pero no hacen nada”, finalizó.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: