Parabuses peligrosos y de poca calidad

2016-05-18 18.15.27.jpg

Día con día, miles de usuarios esperan el transporte público en paraderos que no tienen asiento, sombra o que simplemente no existen

Por Alejandra Paredes @alelaverdad

Todos los días, cientos de personas esperan el transporte público. Algunos, pueden esperar de entre cinco a diez minutos y otros hasta por media hora o más.

Para unos cuantos, la espera se puede volver eterna por la falta de parabuses de buena calidad o simplemente, un lugar digno para esperar. Son contados los paraderos en buen estado en el Municipio, sobre todo sobre la Carretera Santa Fe-Tlajomulco.

«Yo trato de esperar mi camión lo más temprano posible, aprovechó el horario de ahorita porque después, todo está muy obscuro pasando las ocho; más tarde me da miedo regresarme a mi casa», aseguró Laura, al ser cuestionada sobre la falta de luz del camino.

Hasta los mismos choferes del transporte público, reconocen la falta de luz que hay sobre la carretera, al ser cuestionados sobre si éste es un camino que pueda ser transitado durante la noche: “siempre está obscuro, a pesar de que varios dejamos de pasar desde las 21:00 horas, hay personas que están hasta más tarde y es peligroso, porque ni los vemos”, aseguró Don Carlos de la ruta 187.

CSC_0700.JPG

El parabus que se encuentra en mejores condiciones, es el que recientemente se puso con la construcción del tramo de entrada a Lomas de Tejeda, a pesar de que ya ha sido bandalizado por parte de los graffiteros.

Muchos otros de los parabuses, tienen la estructura de la “casita” que protege a los usuarios de los rayos del sol, mientras otros, únicamente tienen un tubo para que las personas se puedan sentar, siendo varias personas mayores quienes también utilizan el transporte público.

Otro grupo de personas que sufren la falta de un parabus digno, son los estudiantes de la Universidad Politécnica de la Zona Metropolitana de Guadalajara (UPZMG), quienes para regresar a Tlajomulco, esperan bajo los rayos del sol y lluvia, sin siquiera una lámpara que alumbre el lugar.

DSC_0714.JPG

La Cabecera Municipal no se escapa:

María, es una de las afectadas por la falta de una buena delimitación de lugares en los que los usuarios deben de esperar el transporte público, ya que asegura que ni siquiera puede salir de su hogar ubicado en la Cabecera Municipal, sobre la calle Constitución.

“Diario es lo mismo, desde las 05:00 horas, hasta las 22:00 horas, siempre hay gente aquí, se enojan cuando queremos salir de la casa o entrar, a los niños les dicen cosas cuando les piden permiso para pasar para nuestra propia casa”, aseguró.

Además, señaló que a pesar de que el paradero está marcado más adelante, mencionó que la gente se sigue “parando aquí afuera de la casa. Hay gente que se mete, que nos agarra las cosas que dejan los niños aquí, no podemos dejar abierto para que entre el aire, mucho menos dejar sillas afuera”.

La hora no importa, durante cualquier momento del día, es evidente al pasar, que mínimo hay cinco personas esperando el transporte público y que las personas aguardan bajo el pequeño tejaban que tiene la casa de María.

parada

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: