San Agustín, parte de la Ruta Franciscana

capilla entrada

La delegación municipal también forma parte de la anteriormente conocida como Ruta del Barroco Popular

Por Alejandra Paredes @alelaverdad

Como parte de la Ruta Franciscana, que anteriormente se le conocía como la Ruta del Barroco Popular, la delegación de San Agustín también forma parte de la arquitectura que los franciscanos dejaron por su paso en el Municipio de Tlajomulco.

“También fue llamado como San Agustín de las Cuevas, porque anteriormente hubo minas, pero como no dieron resultados este tipo de excavaciones, fueron abandonadas y sólo quedó el nombre”, señaló José Luis Rodríguez, guía de la Ruta Franciscana y cronista municipal.

Como fue el estilo de los frailes evangelizadores, construyeron dos iglesias en San Agustín: la iglesia de la feligresía hacia donde se mete el sol y  el templo hospital de indios viendo hacia donde sale el astro.

DSC_0015

“La primera construcción de este templo de hospital no se tiene fecha exacta,  aunque varias veces fue saqueada y se quemó en repetidas ocaciones, se remodeló en el siglo XVIII. En 1935 también se intervino en su mejoría  terminando en 1980. El altar era lo primero que se construía para que después cuando ya había dinero se fueran construyendo hacia la puerta exterior”, señaló el cronista.

De su labrado en cantera, resalta el diseño de los rosetones en estilo barroco, así como la cruz atrial que se encuentra entre la capilla y la iglesia, al igual que la gran acústica que tiene, “aquí se han hecho varios videos del Arzobispado de Guadalajara por la belleza del sonido que tiene en su interior”, agregó Rodríguez.

La iglesia de San Agustín, fue dedicada en un principio a la virgen de La Purísima Concepción, adoración que cambió desde el siglo XVlll a la Virgen del Refugio. En su interior se encuentran figuras como La Virgen del Refugio, El Divino Preso y Santa Rosa.

Entre las dos capillas, anteriormente se encontraba el campo santo como tradicionalmente los franciscanos lo usaban, estos cementerios fueron retirados. Aún se encuentran algunas de las lápidas frente al templo.

“Anteriormente, los naturales escuchaban la misa desde afuera, ya que estos no estaban acostumbrados a estar dentro de las iglesias, porque su culto era diferente”, agregó el cronista, además de que mencionó que en ambos centros religiosos, se observa el sincretismo que quedó en su construcción.

DSC_0017

Estas iglesias, fueron administradas por los naturales, por lo que se formaron «Las Cofradías», de las cuales se desprenden los cargos de Tatita, Mayor, Topile, Mantopile, Sipil y Chiquito, que en voz náhuatl, significa papá, hijo y va descendiendo en orden jerárquico. Esta forma de administración continúa en función únicamente en la Cabecera Municipal.

Para conocer más acerca de la Ruta Franciscana, no te pierdas las siguientes ediciones del Semanario La Verdad, así como los recorridos guiados a la zona que ofrece la jefatura de Turismo y Promoción a las Tradiciones.

El Dato:

En San Agustín también se encuentra el Museo de Arqueología Prehispánica, dentro del mismo lugar se utiliza el espacio como una biblioteca.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: