Reaparecen en las calles las polémicas “tragamonedas”

Las controversiales máquinas tragamonedas que durante la administración de Ismael del Toro, dieron de qué hablar, y que después de una reforma al Reglamento de Mercados, Centrales de Abasto y Comercio de Tlajomulco, quedaron prohibidas, de nueva cuenta han aparecido en las calles del Municipio.

En comercios de Santa Fe y Chulavista, las máquinas de azar operan desde hace algunas semanas 

Por Noemí Figueroa 

Las controversiales máquinas tragamonedas que durante la administración de Ismael del Toro, dieron de qué hablar, y que después de una reforma al Reglamento de  Mercados, Centrales de Abasto y Comercio de Tlajomulco, quedaron prohibidas, de nueva cuenta han aparecido en las calles del Municipio.

Aunque de una manera discreta, en algunas tiendas de abarrotes de los fraccionamientos Chulavista y Hacienda Santa Fe, las máquinas tragamonedas de nueva cuenta han aparecido, y pese a que la mayoría no están a la vista, son los menores de edad quienes de manera constante acuden a hacer uso de estos juegos de azar.

En el 2013, el Cabildo aprobó la reforma a los artículos 2°, 10°, 11, 14, 22, 31, 34, 52, 54, 63 y 68 del Reglamento de Mercados, Centrales de Abasto y del Comercio que se ejerza en la Vía Pública del Municipio de Tlajomulco, con lo que quedó prohibido su uso en el Tlajomulco.

Durante el pasado 2011 y hasta 2013 fueron retiradas de las calles, cientos de máquinas tragamonedas que fueron destruidas en presencia de un notario público, como parte de un operativo permanente que anuncio el entonces alcalde de Tlajomulco Ismael del Toro, administración en la que Alberto Uribe Camacho, quien se desempeñaba como Secretario General,  se involucró completamente en el tema para combatir en su totalidad la existencia de estas máquinas de azar en Tlajomulco.

3d6f94fa-1dc7-43ef-ad7a-12f6ed72920aSin embargo, a casi tres años de dicho operativo y de que éste tipo de juegos de azar desaparecieran de las calles, junto con la llegada de Alberto Uribe Camacho, como Presidente Municipal de Tlajomulco, también retornaron las máquinas tragamonedas, lo que deja en claro que dicho operativo que funcionaría de manera permanente, dejó de llevarse a cabo.

Contar con máquinas de azar, puede implicar para los dueños de los negocios la clausura de su establecimiento además de una sanción que va desde los 2 mil hasta los 5 mil pesos, cuya variación depende de la Ley de Ingresos de cada Municipio, debido a que el uso y comercialización de estas máquinas también las prohíbe la Ley Federal de Juegos y Sorteos, tal y como lo marca en su artículo noveno que dicta que quedan prohibidas todas las maquinas que

“Para operarse y que, como resultado de dicha operación, permite al usuario del mismo obtener mediante el azar o una combinación de azar y destreza, la entrega inmediata o posterior de premios en efectivo o en especie”.

En un recorrido llevado a cabo por este semanario, se constato la existencia de al menos cinco máquinas tragamonedas en tiendas de abarrotes, dos ellas ubicadas en el fraccionamiento Hacienda Santa Fe, y el resto en el fraccionamiento Chulavista.

Por otra parte, un tendero cuyo negocio se establece en el fraccionamiento Hacienda Santa Fe, declaró a este medio que durante la primera semana de enero de este 2016, un par de sujetos a bordo de una camioneta tipo pick up, que cargaban con al menos cinco maquinas tragamonedas, le ofrecieron dejar una en su establecimiento a cambio de una comisión, incitación que fue rechazada por el comerciante

“Por miedo, apenas voy levantando  mi tienda para que me la clausuren, yo prefiero las ganancias poco a poco pero seguras” dijo el entrevistado, quien resaltó que dichas máquinas de azar le fueron ofrecidas con la seguridad que no sería molestado por las autoridades Municipales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: